Posts Tagged ‘gladiadores’

Los gladiadores

21 marzo 2009

El origen de los Gladiadores se remonta al siglo VI a.C cuando los milicianos etruscos luchaban entre sí para honrar a los difuntos de las clases influyentes de la sociedad. El término gladiador viene del latín gladius (espada), de ahí gladiator o portador de la espada. Con la llegada de la república romana, los gladiadores ya sólo eran hombres libres que luchaban a sueldo o esclavos, ladrones, prisioneros de guerra, condenados a muerte o condenados por graves delitos, que estaban obligados a luchar.

Con el tiempo, Roma decidió que tal ritual tradicional de origen etrusco debía incluirse en la vida social del pueblo, convirtiéndose en un espectáculo admirado por todo el mundo. Tenía lugar en los juegos públicos (Muneras) y comenzaron a organizarse como herramienta política propagandística.

Al grito de “¡Salve César, los que van a morir te saludan!” saludaban al emperador nada más entrar en la arena del anfiteatro. Con el transcurso del tiempo se unieron al espectáculo carros tirados por caballos que solían ser dirigidos por un auriga o conductor, y animales salvajes como leones, tigres, rinocerontes, leopardos, etc. Se crearon escuelas de entrenamientos y se crearon nuevos espectáculos. Roma así lo quería. Nada podía faltar en cualquier fiesta o conmemoración y por ello las escuelas se enriquecían más.

Dependiendo de las armas y métodos de lucha empleados, los gladiadores se dividían en dos clases, quienes contaban con armaduras ligeras y los que lo hacían con pesadas.

Según la tradición, cuando un gladiador había vencido a su oponente , la autoridad, guiada por los espectadores, indicaba con la posición de su dedo índice el destino del gladiador vencido en el combate. Si este índice se dirigía hacia el cielo, el derrotado conservaba su vida. Esta opción no era muy común. Si el dedo índice señalaba la yugular, se procedía a la ejecución del gladiador vencido introduciéndole la “espada costa” por el cuello en dirección al corazón.

Los gladiadores que obtenían gran éxito recibían una gran aclamación; eran ensalzados por los poetas, su retrato aparecía en joyas y jarrones, las damas patricias los mimaban y en los tiempos del Imperio recibían una cantidad de dinero. Cuando a un gladiador se le entregaba en premio una espada de madera, era señal de que se le autorizaba para abandonar la profesión de gladiador.

Los gladiadores que morían en la arena eran arrastrados al espoliario por los esclavos que estaban al servicio del anfiteatro, los cuales se valían de un garfio de hierro y los sacaban por la puerta llamada de la Muerte. Dicha puerta conducía al Spoliarium, dependencia del anfiteatro destinada a depositar los cadáveres para despojarlos de sus armas y vestiduras.

A lo largo de la historia, la valentía de los gladiadores ha sido representada tanto en la literatura, como en el cine. Así, podemos encontrar numerosas películas de gran relevancia ,como Espartaco, un esclavo culto, inteligente y justo que llevó a cabo la más grandiosa rebelión contra la Antigua República romana, Ben Hur, un aristócrata de Judea que durante el reinado del emperador romano Augusto es esclavizado a causa de la traición de su amigo romano Messala, o Gladiator, en la que su protagonista es capturado y esclavizado en Hispania y se convierte en gladiador llegando a desafiar al mismo emperador en el Coliseo. En estas tres películas los gladiadores se caracterizan, además de por su valentía y fortaleza, por su carácter carismático y sus ansias de libertad y justicia.

gladiator

En la literatura actual, también podemos encontrar diversas obras acerca de los gladiadores e incluso en la literatura infantil, como es el caso de Asterix gladiador, en el que los galos se embarcan en una de sus aventuras en el circo romano.

asterixcover-asterix_the_gladiator

Anuncios