Matrimonio en Roma

by

La palabra matrimonio, viene de “mater” que en latín significa “madre”; esto era porque el matrimonio en Roma tenía como finalidad tener hijos, el amor era algo secundario.

En la antigua Roma casi no había solteros, ya que el matrimonio era considerado necesario, los hombres que no tenían esposa estaban mal vistos, y debían pagar impuestos.

Para casarte en la antigua Roma tenías que cumplir ciertos requisitos,  por así decirlo:

– Ser ciudadano

– Contar con el consentimiento paterno. Al principio los novios ni siquiera podían opinar, algo que ha seguido pasando hasta hace poco.

– Y tener la edad legal:  Doce años en las mujeres, y dieciséis en los hombre.

Había tres tipos de ceremonias:

Confarreatio: Ceremonia ante la máxima autoridad religiosa y diez testigos, (Se comía una torta de trigo durante la boda).

Este video es una repesentación de una ceremonia Confarreatio

Coemptio: Venta simbólica de la novia al futuro esposo. Se realizaba ante la presencia de cinco testigos y un portador de una balanza.

Usus: Requería la vida en pareja durante un año seguido sin interrupciones de más de tres noche seguidas.

La boda:

Antes de la boda, se consultaba a los auspicios. Consultar a los auspicios consistía en hacer una ceremonia donde se soltaban pájaros y se adivinaba el futuro (de la futura pareja) dependiendo de la dirección en la que volaban. También servía como protección de los malos espíritus. La palabra auspicio viene del latín “auspicium”: “auis” significa aver, y “spicio” observar. De ahí vienen palabras como “avión” o “avestruz”.

La noche antes de la boda la novia ofrecía sus juguetes a la diosa Venus.

Luego se cambiaba poniéndose una túnica blanca y cubriendo su cabeza con un velo rojo, símbolo de pasión.

El padre, hacía un sacrificio a los dioses de un animal, y tras esto se firmaban los papeles.

La esposa era asistida por la “pronuba”, que era una matrona casada una sola vez. Ésta unía las manos derechas de los esposos una sobre otra.

Cumplidas las formalidades, tenía lugar el banquete: la cena nupcial.

Después de acompañaba a la novia a casa de su marido dónde la levantaban a pulso para que no pisara el umbral de la puerta (motivos supersticiosos). Una vez allí, el marido le ofrece agua y fuego, considerados los elementos de la vida.

La mujer, tenía más libertad estando casada: podía salir de casa y acudir a banquetes, reunirse en las termas, ir a los espectáculos..

En cuanto a la fidelidad, era severamente castigada en caso de adulterio.El marido tenía derechos de acusar e incluso matar a su esposa. Con el gobierno de César Augusto se impuso una ley por la cual se desterraba a la mujer infiel. Y se consideraba que la mujer era la única culpable de una infidelidad, incluso si era cometida por el marido.

Divorcio:

Al principio el matrimonio podía anularlo sólo el marido, simplemente tenía que llamar a su mujer, pedirle las llaves de casa ante un testigo y decirle: “tuas res habeto”, que significa “coge tus cosas”.

Pero más adelante la ley cambió, y se clasificaron los divorcios según la causa:

Divortium ex iusta causa: Adulterio

Divortium bona gratia: No era culpa de nadie ( impotencia, esterilidad..)

Divortium sine causa: Sin causa

Divortium communi consensu: De mutuo acuerdo

Actualmente, podemos ver muchísimas diferencias y evoluciones con respecto al matrimonio romano. Por ejemplo, ¿qué es eso de tener como finalidad fundar una familia? Ahora nos casamos por amor (siempre hablando de la cultura occidental), porque queremos, y además podemos formar una familia si nos place.

Hoy en día el matrimonio concertado es algo que no conocemos en nuestra sociedad, pero aún en China, India o Japón los matrimonios arreglados son muy comunes.

Respecto a los años, hay variaciones sobre la edad en la que uno puede casarse en occidente, pero varía de los 15 a los 18 años, en Roma se consideraba a una niña desarrollada físicamente suficiente madura como para casarse (ya que ya era fértil), y por eso contraían matrimonio en una edad tan temprana.

La boda en sí, no es tan diferente a las bodas que se ven hoy en cualquier sitio en cambio, ya que es usual hacer una gran ceremonia en la cual se firman los papeles y se casa a la pareja , para después celebrar un gran banquete y terminar con la reunión del novio y la novia en solitario.

Obviamente a la mujer de hoy, al ser casada, no se le abren puertas respecto a salidas de su casa, reuniones con amigas o asistencia a teatros, pero lo que si se mantiene aunque en menor medida es el machismo oculto que existe en el matrimonio y la familia. Por ejemplo:

-Es costumbre ponerle a los hijos primero el apellido del hombre  y no el de la mujer.

-Las mujeres suelen cobrar salarios más bajos que el de su marido.

-El matrimonio se considera “marido y mujer”, el cristianismo (uno de los mayores promovedores del machismo) no se dignó a crear un vocablo especial para el sexo femenino.

-El adulterio o el embarazo previo a la concertación del matrimonio en algunas culturas son castigadas con la pena capital para las mujeres.

Aún siendo miles de años los que nos separa de los antiguos romanos, está visto que no tenemos costumbres tan diferentes que las de nuestros ancestros, y que incluso medios algo arcaicos dados en el S. I, siguen vigentes hoy en día en culturas poco desarrolladas.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: